Páginas vistas en total

sábado, 30 de octubre de 2010

Nunca te irás.

Cada vez que vuelvo, es como si no me hubiera ido.

Porque tú siempre estás, y estarás ahí.
Cuando vuelva, tú seguiras oscuro aunque traiga conmigo el sol más radiante.
Y aunque te regale flores, tú nunca lo podrás agredecer.
No importa cuanto tiempo tarde en llegar, tú siempre me estarás esperando.
No podrás salir de allí, y yo, desgraciadamente, no podré ayudarte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Granos de Fantasía