Páginas vistas en total

jueves, 25 de noviembre de 2010

4º.Él.Ella.Ella.Él.

Después de decir eso se dio cuenta de lo que realmente tenia que hacer. Así que, decidido, con la mano que tenía en el muslo de ella, la agarró por la barbilla para que quedara mirandole y para acercarla más a él.
Había hecho más irremediable su tentación; sus labios, que seguian temblando, lo llamaban y él no podía apartar la mirada de ellos. Se acercó a ella lentamente.

  ----------------------------------------------------------------------------------

Entonces, sintió que ya no había calor en su muslo, y de repente se encontraba mirandolo sin poderse apartar porque él la cogía fuertemente, pero sin dañarla. Se sintió indefensa, sus ojos era lo que ella más idolatraba, y no tenía otra salida más que mirarlos, y imaginar que tal vez esos ojos brillaban por ella. Empezó a temblar interiormente al ver que la cara del chico se acercaba.


-No, no lo entiendes. [Dijo ella en un intentó de escapar; no quería que la besara para que luego todo lo que sintieran desapareciera.]

-Dejame demostrarlo. [Le rogó él, juntando su frente con la de ella, y cerrando los ojos, esperando que ella hiciera lo mismo].

 

jueves, 18 de noviembre de 2010

•••

Se siente todo, pero a la vez, no se siente nada.

3º.Él.Ella.Ella.Él.

Él quiso decirle que sí lo entendía pero que era incapaz de decir algo por su cobardía. Tal vez temía que eso no saliera bien, o simplemente, miedo del propio amor tan grande que le tenía.
Que la quería, eso lo podía ocultar, pero no negar.
Suspiró sin saber que decir en ese momento. Colocó una mano en el hombro de ella, y no sintió rechazo por su parte, sólo sintió que ella se ponía rígida.

  ----------------------------------------------------------------------------------

Él no sentía nada por ella, seguro. A lo mejor él no quería decirle nada para no herirla.
Estaba cerca, tan cerca que ella sintió su suspiro cansado en su clavícula.
Tenía que asumirlo por si misma, porque sabia que si oía esas palabras salir de su boca, terminaría mucho peor a como se encontraba en ese momento. Se estremeció al sentir la mano de él sobre su hombro, y se quedó sin respiración.



LA SALA SE SUMIÓ EN UN INMENSO SILENCIO.
Ella miraba al suelo, intentando no pensar en la mano de él sobre su piel, y en su aliento en su cuello.
Él miraba donde estaba su mano, descubriendo la fina y caliente piel de su amiga bajo sus dedos.

-Claro que lo entiendo.

Dijo él, sorprendiéndose a si mismo, y a ella, quien levantó la cabeza y lo miró a los ojos.



martes, 16 de noviembre de 2010

2º.Él.Ella.Ella.Él.

Apretó sus manos en un puño, sintiéndose impotente al ver como ella se abrazaba a sí misma; él tendría que estar abrazándola, pero sus pies parecían estar pegados al suelo.
La contempló, toda ella temblaba, y sin darse cuenta, empezó a caminar lentamente hacia ella.

---------------------------------------------------------------------------------------------

Cerró fuertemente los ojos para intentar olvidar las cosas malas, sus miedos, y en unos segundos, se dejó caer al suelo. De repente oyó que el suelo crujía, y al abrir ligeramente los ojos, vio como los pies de él se acercaban a ella.

...........................................

-¿Estás.. estás bien? [Preguntó él. Sabía que era la pregunta más tonta del mundo, pero quería escuchar su voz]
-Yo.. sí.. no.. [Quiso gritarle, gritarle lo que le pasaba realmente.]
-¿Necesitas algo?

   ...........................................

Había llegado junto a ella casi sin saberlo, y se había arrodillado a su lado sin poderlo evitar.
Quiso tocarle el cabello, como en un principio, y también quiso abrazarla, pero no se atrevía.
¿Y si ella rechazaba su roze?

---------------------------------------------------------------------------------------------

Al levantar un poco la cabeza, vio que el se había agachado a su lado. Ahora la miraba, y sorprendentemente las manos del chico temblaban. Miró sus manos, y luego lo volvió a mirar a los ojos. Con ellos le volvía a suplicar, pero él como en un principio, parecía no darse cuenta. ¿Por qué?

  ...........................................

-Lo que necesito es algo que parece que no entiendes. [Dijo ella con un hilillo de voz]

domingo, 14 de noviembre de 2010

Él.Ella. Ella.ÉL.

La miró. Contempló su cabello como si lo estuviera tocando y pudiera olerlo. Observó sus ojos, esos ojos de color verdeazulado que parecían brillar en la oscuridad, cristalinos porque estaban apunto de llorar; Para luego bajar su mirada hacia su boca. Ella se mordía el labio inferior con los dientes, intentando controlar los temblores de sus labios.
El cuerpo de él se estemeció al reprimir el impulso de ir hacia ella y abrazarla, de hacer que los temblores que sacudían también su fragil y delicado cuerpo cesaran.
¿Y si lo deseaba, por qué no lo hizo?

 ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Se giró hacia él, que había entrado a la sala, se había quedado quieto sólo verla. Ella estaba allí, con miedo, desesperada, pero él no hacía nada, sólo la observaba.
Lo miró a los ojos, casi suplicandole; pero él parecía no reaccionar, mirandola sin reaccionar, como si no quisiese acercarse a ella.
Se mordió los labios, temblando, para intentar reprimir los sollozos que se asomaban en su garganta.
Entonces vió como el cuerpo del chico se sacudía en un estremecimiento, le hubiera gustado saber que pasaba por su cabeza en ese momento.
Tuvo que abrazarse a sí misma para protegerse, sin su ayuda.
¡¿Por qué no la consolaba, por qué?!

miércoles, 10 de noviembre de 2010

De ti, de mi obsesión.

Y yo me valgo de ella, me valgo de ti.
En mi mente, pienso, te pienso, lo imagino.
Porque vivo gracias a ti.
Porque no te tengo ahora, aquí, ni te tendré.
Te dedico minutos y minutos de mi tiempo, hasta que se convierten en horas.
Hasta que se convierte en una obsesión.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Never fall.

No importa cuantas veces caigas, levantate siempre.
Levantate aunque sea sólo para demostrar que nunca te rendirás, ante nada ni nadie.
Hazlo por ti, por las personas que quieres, que te quieren; pero siempre arriba, nunca abajo.
Mira hacia el cielo, sonrie al sol aunque te cieges, sonrie a la luna, lo único que ves en la oscuridad; pero nunca mires hacia abajo, hacia el suelo mojado que, una vez, estubo lleno de tus lagrimas.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Feelings.

Sensaciones, tan intensas, pero tan cortas.
Hacen que se te corte la respiracion.
Que te estremezcas.
Que olvides.. hasta quien eres.


sábado, 6 de noviembre de 2010

Sol.Luna.

 
Cada mañana cuando me levanto, te veo, y sé que siempre que salga de mi cama, estarás ahí. Iluminandome con tu sonrisa, con tu luz..
Abro la ventana, y ahi estás, pegado a ella, dandome los buenos días.
No tienes comparación. Lo iluminas todo sin darme cuenta.
Eres la estrella de mi día.

LUZ.






Y derrepente, oscurece en mi interior, y entonces apareces tú.
Que en medio de la tiniebla, me guías.
Que permites que vea todo lo que hay a mi alrededor, sin que te lo pida.
Vienes a arroparme por las noches.
Tú que acudes a mis lagrimas silenciosas.

OSCURIDAD.

Dejame hablar.

Te necesito -Lo mira con ojos brillantes.
No digas eso. -Refunfuña apartando la mirada.
Te amo. -Lo sigue mirando con ojos suplicantes.
Para. -La mira serio.
¿Por qué? -No lo entiende, lo mira detenidamente intentando descubrir.
Porque quiero hablar yo. -La mira un poco mas tranquilo, pero decidido.
Quieres decirme que me odias. -Empieza a sentir miedo de sus palabras.
No. -Rie por su estupida deducción.
Que no me necesitas para nada. -Ella empezaba a desesperarse.
No. -Rie otra vez.
¿Entonces? - Se estaba burlando de ella.
Estoy harto de que domines mi corazón, mi mente, de que me controles sin darte cuenta. De que siempre estés en mi cabeza. De tener siempre tu olor y tu voz dentro de mí. -La mira directamente a los ojos, cogiendola de los brazos, apretandola contra él. Hablando seguro de sí mismo.
¿Y eso que significa? ¿Es malo? ¿Te has aburrido de mí?-Al borde de las lagrimas, sin comprender.
No lo has entendido bien. -La mira, ahora es él, el que está confuso, ¿cómo no puede entenderlo? Suspira.
No, no te entiendo. -Niega.
Te quiero, te necesito a mi lado, Siempre -Calla durante unos segundo, sin apartar la mirada de sus ojos.
Ahora sí. -Sonrie al entenderlo todo.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Mi libertad.

No puedes controlarme, y nunca lo harás.
Me alegra saber que nunca has podido hacerlo.

A veces ni si quiera yo puedo controlar mi cuerpo, mi mente, mis palabras, mis reacciones...
Pero así soy yo, toda impulsos. Aceptadlo.

No quiero que nadie me domine, quiero ser libre.
Aunque sé que nunca podré ser tan libre como el aire. Una lástima.

Adoro mi libertad, sin que nadie me diga lo que tengo que decir, lo que tengo que hacer.
No dejaré de hacer lo que me gusta, no dejaré de hablar sólo porque alguien me lo impida.

Yo soy mi propia dueña.
Haré lo que yo quiera, tengo en mis manos mi libertad.
Igual que TÚ.
Nadie nos la quitará.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Tiempo.

El tiempo.. abarca tantas cosas, tantos momentos, gestos, movimientos, sonrisas, lágrimas, risas, sollozos..
Nunca nada ha podido englobar tantas cosas, buenas y malas, simples y complicadas, oscuras y luminosas..
Lo peor de todo es que no puedes detenerlo, no puedes volver en él, no puedes adelantarlo..
Sólo manda él, no podemos controlarlo, aunque sea lo que más quieras en el mundo.

Limítate a disfrutarlo día a día, hora a hora, minuto a minuto, segundo a segundo..

A veces es corto, y otras largo.. Nunca predecible..

El tiempo nunca estará en nuestras manos.