Páginas vistas en total

jueves, 25 de noviembre de 2010

4º.Él.Ella.Ella.Él.

Después de decir eso se dio cuenta de lo que realmente tenia que hacer. Así que, decidido, con la mano que tenía en el muslo de ella, la agarró por la barbilla para que quedara mirandole y para acercarla más a él.
Había hecho más irremediable su tentación; sus labios, que seguian temblando, lo llamaban y él no podía apartar la mirada de ellos. Se acercó a ella lentamente.

  ----------------------------------------------------------------------------------

Entonces, sintió que ya no había calor en su muslo, y de repente se encontraba mirandolo sin poderse apartar porque él la cogía fuertemente, pero sin dañarla. Se sintió indefensa, sus ojos era lo que ella más idolatraba, y no tenía otra salida más que mirarlos, y imaginar que tal vez esos ojos brillaban por ella. Empezó a temblar interiormente al ver que la cara del chico se acercaba.


-No, no lo entiendes. [Dijo ella en un intentó de escapar; no quería que la besara para que luego todo lo que sintieran desapareciera.]

-Dejame demostrarlo. [Le rogó él, juntando su frente con la de ella, y cerrando los ojos, esperando que ella hiciera lo mismo].

 

10 comentarios:

  1. =O me encanto esta historia muy misteriosa y romantica , quiero la continuacion quede curiosa =p

    ResponderEliminar
  2. Haha! Aissshhh! Me alegro que te gussstee! *.* Eso me da mucho ilusión! =D

    ResponderEliminar
  3. Ha sido una inyección de amor directa a las venas ^^
    Un besito desde mi árbol

    ResponderEliminar
  4. hahahahaha! Gracias! Me encanta tu árbol! xD

    ResponderEliminar
  5. ¡Que se deje! Que vea que es lo que él siente de verdad.
    Hermosa conti ^^

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  6. ES GENIAL! :D


    te espero por aqui
    http://myloveinthebin.blogspot.com/

    Ann

    ResponderEliminar
  7. Me alegro que te guste =)
    Ahora me paso!

    ResponderEliminar

Granos de Fantasía