Páginas vistas en total

viernes, 5 de noviembre de 2010

Mi libertad.

No puedes controlarme, y nunca lo harás.
Me alegra saber que nunca has podido hacerlo.

A veces ni si quiera yo puedo controlar mi cuerpo, mi mente, mis palabras, mis reacciones...
Pero así soy yo, toda impulsos. Aceptadlo.

No quiero que nadie me domine, quiero ser libre.
Aunque sé que nunca podré ser tan libre como el aire. Una lástima.

Adoro mi libertad, sin que nadie me diga lo que tengo que decir, lo que tengo que hacer.
No dejaré de hacer lo que me gusta, no dejaré de hablar sólo porque alguien me lo impida.

Yo soy mi propia dueña.
Haré lo que yo quiera, tengo en mis manos mi libertad.
Igual que TÚ.
Nadie nos la quitará.

4 comentarios:

  1. Ser libre es lo que todo el mundo quiere. Yo quiero a ese alguien que se ata a mí ;)
    Un beso, muy bonito

    ResponderEliminar
  2. Si, muchos lo desean, unos lo conseguen y otros no.

    Gracias por pasar, besos!

    ResponderEliminar
  3. Es verdad.
    Ser libre es algo que la mayoría no podemos permitirnos... pero que deseamos.
    Es preciosa la entrada.
    Somos 3 chicas las que tenemos este blog en el cual colgamos videos: http://lasmejorespendejadas.blogspot.com

    nos hacemos seguidoras del tuyo.

    Muchos besos.

    Clary

    ResponderEliminar
  4. Exacto. Me alegro que os guste ^.^
    Enseguida voy! GRACIAS!

    ResponderEliminar

Granos de Fantasía